risotto

RISOTTO

89 / 100 Receta del Risotto El risotto es uno de los platos estrella de la gastronomía italiana, muy simple de preparar y con muchas de variaciones que te permitirán adaptar este plato a cualquier gusto personal. La

89 / 100
risotto

Receta del Risotto

El risotto es uno de los platos estrella de la gastronomía italiana, muy simple de preparar y con muchas de variaciones que te permitirán adaptar este plato a cualquier gusto personal.

La base del risotto es el arroz y el queso parmesano, pero también se puede preparar con nata o con leche. Habitualmente este plato se prepara como principal así que, si buscas un entrante que le pegue, opta por la ensalada caprese que, además de ser también italiana, es muy ligera.

Cómo hacer risotto Italiano

El truco del risotto italiano está en que el arroz esté en su punto justo y tenga la cantidad exacta de parmesano para un toque cremoso y delicioso. Sigue los pasos que te damos en recetaseco.com y te quedará perfecto.

RISOTTO

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g de arroz
  • 500-600 ml de caldo (pollo o carne)
  • 50g de parmesano rallado
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Opcional azafrán
  • Sal, pimienta y aceite

Preparación del risotto:

  1. Empezaremos salteado la cebolla cortada en juliana y los dientes de ajo en aceite en una olla.
  2. Una vez este la cebolla cocida después de unos cinco minutos a fuego medio, bajamos el fuego al mínimo y añadimos el arroz. Removemos lentamente el arroz hasta que este absorba el aceite y tenga un color claro.  Es recomendable lavar el arroz antes de cocinarlo.
  3. Sazonar al gusto teniendo en cuenta que a continuación añadiremos queso y caldo, así que no requiere mucha sal ni pimienta. Opcionalmente, podemos añadir una pizca a de azafrán.
  4. Añadimos poco a poco el caldo a nuestro mezcla. Debemos añadirlo poco a poco, y sin dejar de remover. La cocción del arroz será aproximadamente de 20 minutos. Nos aseguraremos de ir añadiendo caldo para que la textura del arroz sea cremosa.
  5. Cuando el arroz esté listo añadiremos  el queso parmesano, si quiere puede utilizar otros quesos como emmental.
RISOTTO

10 trucos para preparar un risotto a la italiana

1. Utilizar el tipo de arroz adecuado. ¿Sabías que los italianos no preparan esta receta con un arroz cualquiera? Las variedades de arroz ideales para cocinar un risotto son las Carnaroli o Arborio. También puedes utilizar el arroz de variedad Baldo, Maratello o Padano, aunque es más difícil localizarlos en los supermercados.

2. Remover de vez en cuando para evitar que el arroz se pegue, pero sin pasarse porque si no lo que favoreceremos será que el arroz suelte demasiado almidón y el resultado puede ser demasiado “pegajoso”.

3. No tener prisa en la cocina. Esta no es una receta que podamos poner en el fuego y olvidarnos de ella hasta un par de horas después. Es justo lo contrario.

4. Tener en la despensa alguno de estos ingredientes. Si quieres cocinar un risotto, sea cuál sea la receta, deberías utilizar: una cebolleta, vino blanco, arroz Carnaroli o Abrorio, parmesano, caldo de carne o verduras, y algunas verduras como setas, brócoli, pimiento, etc.

5. Utilizar un caldo casero a base de carne o verduras, según la receta. Te recomendamos que siempre tengas reservas en el congelador o en el frigorífico, si lo vas a consumir pronto, para ir sacando tuppers o botellas a medida que los vayas necesitando.

6. El caldo de cocción debe estar caliente para que cuando lo eches en la cazuela no se interrumpa el proceso de cocción. Por eso, si lo cocinas antes, déjalo en la cazuela a fuego bajo.

7. Añadir el caldo poco a poco a media que el arroz lo necesite. Para empezar, el agua debe cubrir el arroz y luego añadir un par de cazos a medida que se vaya absorbiendo.

8. Cocinarlo a fuego medio. En placas de 6 niveles de temperatura equivale al nivel 3. Si la tuya tiene 9 niveles, elige el 4 o el 5. Así el arroz absorberá el caldo poco a poco.

9. Añadir una cucharada de mantequilla y parmesano rallado cuando el arroz esté en su punto y remover para que se integre bien y consigamos la textura cremosa.

10. No utilizar nata. La textura cremosa que caracteriza al risotto se consigue únicamente con el tipo de arroz adecuado, la cocción a fuego lento y añadiendo mantequilla al final.

Si te ha gustado la receta puedes probar a hacer el risotto de setas o boletus.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge