HAMBURGUESA ECOLÓGICA DE TOFU, CURRY Y QUINOA

HAMBURGUESA ECOLÓGICA DE TOFU, CURRY Y QUINOA

Hay veces que necesitamos que la comida sana y saludable sea también apetecible y jugosa como por ejemplo una hamburguesa.
No te pierdas esta propuesta ecológica.

HAMBURGUESA VEGANA

Ingredientes

2 comensales

  1. 400 gr Tofu
  2. 100 gr Quinoa
  3. 3-4 cucharadas Salvado de avena
  4. Zanahoria
  5. Berenjena
  6. Calabacín
  7. Pan multicereal de burguer
  8. Sésamo negro
HAMBURGUESA ECOLÓGICA DE TOFU, CURRY Y QUINOA

Pasos

  1. Reserva la quinoa limpia en un cazo y añádele el doble de agua para ponerla al fuego hasta llevarla a ebullición. En ese momento, calcula unos diez minutos para que termine de cocerse. Mientras tanto, vete troceando la la zanahoria, el calabacín y la berenjena y saltéalos con un poco de aceite.  
  2. Cuela la quinoa y pásala por agua fría para frenar el proceso de cocción. Después, tritura el tofu y mézclalo con las verduras y la quinoa, además de una cucharada de salvado de avena y otra de curry en polvo hasta que consigas una masa homogénea capaz de manipular para hacer las hamburguesas. Utiliza el salvado para darle más consistencia si fuera necesario.  
  3. Pasa por la sartén las hamburguesas y colócalas en el pan con un poco de sésamo negro. Si quieres darle un toque personal, calienta un poco de sofrito de tomate con una cucharada de miel y rocíalo encima.

HAMBURGUESA ECOLÓGICA DE TOFU, CURRY Y QUINOA

HAMBURGUESA VEGANADE TOFU, CURRY Y QUINOA

Trucos para hacer una hamburguesa perfecta

Una buena hamburguesa lleva carne de calidad y bien picada. Podemos ir a la carnicería para asegurarnos de que la materia prima que nos llevamos cumple ambos requisitos. Una buena picada potencia el sabor y consigue una melosidad agradable en boca.

La verdadera hamburguesa, la tradicional, está hecha a la parrilla. Si no tenemos parrilla ni barbacoa podemos utilizar la sartén para freír la carne, pero es mejor que sea una sartén con base dentada, ya que consigue un efecto similar al de la parrilla y preserva mejor su sabor.

Existen tantos panes como gustos, desde integrales, con semillas de sésamo o amapola, foccacia acompañada de romero y aceite o hasta de cereales, pero hay una condición básica: todos deben tener una miga blanda para que se empape del jugo de los ingredientes y que permita que éstos se entremezclen.

Hay vegetales básicos que siempre se han añadido a la hamburguesa, como la cebolla, que puede utilizarse de diferentes formas: a la plancha, cruda, caramelizada, morada o chalota… Lo que siempre se busca es que los vegetales que se echan en la hamburguesa aporten frescor y dulzor. Pueden añadirse opciones más innovadoras y exóticas, como el guacamole o salsa casera de arándanos o frutos rojos.

El queso es un ingrediente básico y clave en una hamburguesa al más puro estilo americano y tradicional. Hay una gran variedad de quesos y casi todos son perfectos para combinar. Desde un queso más fuerte como el azul o parmesano hasta uno más suave como Philadelphia o mozzarella.

Las salsas son también otro de los ingredientes claves en una hamburguesa. Hay muchas opciones, pero en la receta tradicional el kétchup y la mostaza son fijas. La mayonesa y la salsa barbacoa también son buenas opciones, pero sea la salsa que sea la que elijamos, hay que agregarlas en poca cantidad, porque echar demasiada salsa puede eclipsar el sabor del resto de los ingredientes y perder la esencia.

Siguiente entradaLeer más artículos