ENSALADA DE GARBANZOS

ENSALADA DE GARBANZOS
ENSALADA DE GARBANZOS

Una buena manera de seguir incluyendo legumbres en nuestra dieta a pesar de los días calurosos, es añadiéndolas a una ensalada. Ejemplo de ello es esta ensalada de garbanzos con tomates y ventresca de atún, refrescante, mucho más ligera que tomando las legumbres en plato de cuchara, y que apetece aunque las temperaturas no acompañen.

Ingredientes

Para 4 personas

  • Garbanzos cocidos en conserva 300 g
  • Tomate cherry de tres variedades 200 g
  • Rabanitos 6
  • Cebolla morada 1
  • Aceitunas negras 20
  • Apio 1
  • Ventresca de atún en conserva 250 g
  • Aceite de oliva virgen extra 90 ml
  • Vinagre de vino blanco 30 ml
  • Mostaza de Dijon cucharadas soperas 2
  • Miel cucharada sopera 1
  • Tomillo fresco al gusto
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer ensalada de garbanzos con tomates y ventresca de atún

ENSALADA DE GARBANZOS

Comenzaremos escurriendo y lavando los garbanzos en conserva. Los dejamos escurrir. Escurrimos también el aceite de la lata de ventresca de atún. Reservamos. Lavamos y cortamos los tomates cherry a la mitad, la cebolla en rodajas finas, así como los rabanitos y la rama de apio.

En una ensaladera mezclamos los garbanzos, con las hortalizas y la ventresca de atún, salpimentamos. Removemos bien, y reservamos.

Para la vinagreta echamos la mostaza, el vinagre y la miel y removemos. Agregamos el aceite, y regamos la ensalada con este aliño, espolvoreándole el tomillo por encima.

Trucos para cocer garbanzos

garbanzos con tomates y ventresca de atún

1. ES IMPRESCINDIBLE PONERLOS EN REMOJO

>> Los garbanzos son legumbres secas, por tanto es necesario ponerlos en remojo para que se hidraten y estén listos para la cocción.

>> El remojo se hace en agua tibia y fuera del frigorífico durante aproximadamente 12 horas. Si donde vive el agua lleva mucha cal añade una cucharadita de café de bicarbonato sódico.

2. DALES UNA DUCHA

>> Pasado el tiempo de remojo, escurre y lava bien los garbanzos.

3. USA AGUA MINERAL

>> Es necesario que al agua de cocción tenga poco contenido en magnesio y calcio para evitar que queden tiesos y algo duros. Para asegurarse la mejor opción es usar agua mineral. La diferencia se nota.

4. USA AGUA HIRVIENDO

>> Lo normal para cocer legumbres es hacerlo en agua fría, pero en el caso de los garbanzos debemos usar agua hirviendo para obtener garbanzos tiernos sin que se deshagan, y una textura cremosa y suave.

>> Pon agua al fuego y en el momento que comience a hervir incorpora los garbanzos. El agua debe ser abundante sobrepasando los garbanzos 3 cm tanto si cueces en olla a presión como en olla tradicional. Si necesitas añadir más agua durante la cocción que sea agua caliente.

5. MANTÉN EL FUEGO LENTO

>> Cuece 5 minutos a fuego alto sin que llegue a hacer borbotones para que eliminen impurezas y puedas desespumar. A continuación hay que poner un fuego suave y cariñoso.

>> La cocción debe hacerse a fuego lento, en caso contrario los garbanzos despellejan y revientan tomando un aspecto dramático.

>> El tiempo de cocción depende del tipo de garbanzo que tengas en la despensa, pero lo normal es que la cocción dure 2 horas en olla tradicional y unos 45 minutos en olla expres.

6. NO DEJES AL GARBANZO SOLO ANTE EL PELIGRO

>> Si quieres hacer el garbanzo para posteriormente preparar una ensalada, hummus o una crema añade a la cocción un trozo de cebolla o puerro, unos dientes de ajo sin pelar, una hojita de laurel u otra aromática que te guste, y un buen chorro de aceite de oliva. El sabor será mucho más pronunciado y rico en matices.

>> Si quieres hacer un potaje pon las verduras y carnes al principio de la cocción. y añade los ingredientes más delicados como las patatas a media cocción.

7. CUIDADO CON LA SAL

>> La sal se añade al final de la cocción. En caso contrario retardará la cocción y la piel se endurece.

recetas ecológicas
Siguiente entradaLeer más artículos