CREMA PASTELERA

CREMA PASTELERA
CREMA PASTELERA

La crema pastelera es una crema muy utilizada en el mundo de la repostería. Normalmente es usada como relleno de tartas, milhojas, lionesas, éclairs, profiteroles, etc. A parte de usarse como relleno, es la base de cremas tradicionales tales como las natillas, cuya receta publiqué hace unos días, o la crema catalana.

Se trata de una crema suave, cuyos ingredientes son muy básicos: Leche, yemas de huevo, azúcar y fécula de maíz, más conocida por el nombre comercial de Maizena. Del mismo modo que las natillas, podrás aromatizarlas como más te gusten, con esencia de vainilla, canela o ralladura de naranja o limón.

Ingredientes para preparar crema pastelera casera, fácil y perfecta:

CREMA PASTELERA
  • 1/2 vaina de vainilla.
  • 3 yemas de huevo.
  • 400 ml de leche (normalmente se utiliza leche entera, pero la hemos preparado también con leche desnatada y está igualmente riquísima y cremosa).
  • 35 g de maicena.
  • 75 gr de azúcar.

Preparación, cómo hacer la receta de crema pastelera casera:

CREMA PASTELERA
  1. Abre la vaina de vainilla por la mitad con un cuchillo, y raspa el interior para quedarte con las semillas.
  2. En un cazo a fuego fuerte, pon la leche junto con las semillas de vainilla y las propias vainas. Cuando empiece a hervir, retírala del fuego y quita las vainas, que podrás dejarlas secar y reutilizarlas 2 o 3 veces más para infusionar líquidos como en esta ocasión.
  3. Mientras, en un bol pon las yemas de huevo junto con el azúcar y la maizena, y bátelo todo con unas varillas. Verás que al principio la mezcla es muy seca, pero si sigues batiendo enérgicamente, poco a poco se volverá cremosa, y finalmente tendrá un aspecto bastante homogéneo, que es lo que buscamos.
  4. Vierte en el bol la leche infusionada poco a poco y removiendo a la vez.
  5. De nuevo vierte la mezcla en el cazo que habías utilizado, y ponlo a fuego lento mientras remueves sin parar para que no se te pegue, a la vez que se va espesando.
  6. Ten paciencia porque tarda unos minutos, finalmente verás que se va espesando bastante, y cuando el aspecto sea como el de nuestra fotografía, en el que los surcos de las varillas se notan bastante, apártala del fuego, ¡ya está lista!
  7. Ponla en un bol y cúbrela con papel film totalmente a ras para que no esté en contacto con el aire y no se forme costra. Cuando esté fría, puedes introducirla en la nevera, o utilizarla en el momento para tu postre.
CREMA PASTELERA

Ya tienes lista la crema pastelera que podrás utilizar para realizar el postre que desees, un relleno en el pastel, unas tartaletas de frutas, etc. Aunque el resultado que se obtiene con esta receta de crema pastelera es tan delicioso que quizás sientas el deseo de comerla tal cual y a cucharadas.

Siguiente entradaLeer más artículos